20 de marzo de 2013

"Nada se opone a la noche", de Delphine de Vigan

FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa, Relatos
Ilustrador: Juan Carlos Durán
Editorial: Anagrama

SINOPSIS:
Después de encontrar a su madre muerta en misteriosas circunstancias, Delphine de Vigan se convierte en una sagaz detective dispuesta a reconstruir la vida de la desaparecida. Los cientos de fotografías tomadas durante años, la crónica del abuelo de Delphine, registrada en cintas de casete, las vacaciones de la familia filmadas en súper ocho o las conversaciones mantenidas por la escritora con sus hermanos son los materiales de los que se nutre la memoria. Nos hallamos ante una espléndida y sobrecogedora crónica familiar, pero también ante una reflexión sobre la «verdad» de la escritura, porque son muchas las versiones de una misma historia y narrar implica elegir una de esas versiones y una manera de contarla. Y esta elección a veces es dolorosa, porque en el viaje de la cronista al pasado de su familia irán aflorando los secretos más oscuros.

OPINIONES:
Una novela hermosa, pero plagada de dolor. Una novela muy difícil, dura. Me ha dejado angustia, por un lado al leer la historia, esa historia familiar trágica, oscura y por otro sintiendo y compartiendo las dificultades de la autora al enfrentarse a esta novela, su sufrimiento cuando escribe, sus dudas, sus miedos. Me ha parecido una obra muy valiente, maravillosa, pero que no recomendaría a cualquiera por su dureza, también hay que tener en cuenta en que momento se lee pues te puede dejar sumida en un mar de tristeza.

Es una historia que narra la vida desgarrada de una familia, a partir de la muerte de Lucile, la madre de la protagonista. En este relato autobiográfico, la narradora-protagonista reconstruye la existencia de su madre desde la infancia, sirviéndose de escritos de la propia fallecida, de los recuerdos y anécdotas familiares y de quienes la conocieron. Al mismo tiempo, aunque intenta mostrarse objetiva, distante -casi siempre aparece el nombre Lucile, no la llama mamá-, no pone trabas a la hora de reflejar su desamparo y dificultades al hacer frente al hecho de escribir sobre su madre y su propia experiencia. No es un libro que destaque en estilo, pero a mí me ha llegado a emocionar, la historia es bastante triste pero sincera y valiente.
Dolors Martínez

“Nada se opone a la noche” de Delphine de Vigan era una de mis “pendientes”.
Entre la narrativa y la autobiografía, a partir del suicidio de su madre que abre la novela, la autora indaga en la oscuridad de una dolorosa historia familiar con más sombras que luces.
Estructurada en tres partes y con un estilo sencillo e intimista, la protagonista nos narra en primera persona la infancia y la juventud de su madre, Lucille, una joven bellísima pero con muchos altibajos, posteriormente casada y madre de dos hijas (una de ellas nuestra narradora) cuya infancia y juventud vemos reflejada en la segunda parte; una infancia de miedos y abandonos, de secretos y mentiras, que componen una historia dura e intensa, que hace que la protagonista, en su madurez, se decida a desenterrar sus recuerdos y los de sus parientes más cercanos y se enfrente al hecho de escribir un libro sobre la historia de su familia y especialmente sobre su madre, Lucille, para comprender mejor el por qué de su fatídica decisión final.
De esta forma, vamos conociendo la vida de la protagonista y la dureza de la historia familiar, plagada de secretos, abusos, suicidios, drogas, locura... narradas con honestidad, con tristeza y dolor, pero sin autocompasión ni morbo, sino convertidas en un gran relato que conmueve y emociona
.
Yolanda Castilla Galdos

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...